(existo cuando me nombrás)

Mi nombre podría ser Alexis, José o Jonathan. Poco importa. Podría llamarme, por ejemplo, Braian. Daría igual. Yo mismo no me enteré cómo me llamaba hasta que tuve 6 años.

Vos ves una caja y ves… cartón. Yo veo paredes para mi casa. Puedo empezar por ahí, ¿o es muy melodramático?

Si esto fuera un juego de tablero, vos empezaste en la línea de salida y yo en el lugar -52. Tus dados dicen: 4, 5, 6, 7, 8 y 9. Los míos: 1, 1, 1, -1, -5, 0. No partimos del mismo punto, no avanzamos igual. No es tu culpa, ni la mía. Nadie elige donde nacer.

Para que tus amigos no piensen que sos un maricón a los 13 probaste el cigarrillo, yo robé por primera vez. Por no decepcionar a tu papá, te anotaste en abogacía. Yo aprendí a usar un arma por la misma razón. Vos aprobabas todo en diciembre y te llevabas una que otra previa, porque qué vagancia las obligaciones. Con la misma lógica dejé la secundaria. Si yo doy todo de mí, si hago todo bien, si trabajo como loco y tengo muchísima suerte, quizá puedo terminar un terciario. Vos hacer el posgrado en Europa.

No empecés a bostezar. No vengo a contarte mi vida. Ya sé que estás pensando. En ese caso que salió hace poco de la que ganó la medalla de oro y nació pobre. Estás pensando que el que quiere, puede. Que todo es cuestión de esfuerzo. Que eso no justifica salir a matar o a robar.

En eso último tenés razón. No me justifiques. Nunca me justifiques. No te pido eso. Pero entendé. Entender no es justificar. Ni siquiera te pido que me entiendas a mí. Sino que sepas y tengas claro que soy un producto más y vos también. Productos de un sistema que es un montón de mierda decorada con brillantina. Un sistema que necesita que haya muchos, muchos pobres, tanto como una clase media para que exista una clase alta.

img-20160924-wa0045.jpg

Porque yo te puedo robar un celular. Uno, dos, tres. Pero hay otros, para los que el sueldo de tu vida entera es apenas un vuelto. Hay otros que controlan cadenas de supermercados, industrias multinacionales, bancos, países. En esos no pensás. De ellos no se habla. Claro que no, no conviene. Un famoso multimillonario solía decir que si la gente entendiera el sistema, habría una revolución mañana por la mañana.

En ellos no pensás. Es natural. A mí me quieren pobre y a vos, ignorante. Les sale bien, porque igual no tenés ganas de saber cómo funciona el tablero que diseñaron ellos y donde sos una fichita más.

Yo te puedo robar un celular. Uno, dos, tres. Ellos te roban horas de tu vida dedicadas al trabajo que usas para comprar cosas que no necesitás pero te hicieron creer que sí. Porque la publicidad lo dice. Porque ellos las producen y alguien tiene que comprarlas. En ningún período de la historia humana se compró tanto como en este. Ellos te roban horas de vida en cuotas sin interés. Pero igual no querés saber cómo funciona este juego. Estás cómodo así.

monopoly

¿Y a mí? Como no me necesitan, me matan. Hay muchas formas de matar. Una bala es de las menos comunes. También pueden negarte la educación de calidad y con eso, la posibilidad de un trabajo digno. Quitarte el pan de la boca al crecer y con eso, impedir que te desarrolles como deberías. Pueden ignorar tus derechos. Cerrarte oportunidades de un portazo. Etiquetarte y condenarte desde antes de nacer. Pueden robarte la dignidad y las ganas de vivir. Hay muchas formas de matar.

Es difícil pensar con miedo. Aprender con hambre. Trabajar sin esperanza. En Argentina hay una tercera generación de pobres. Es decir que hoy nuestros pobres tienen padres que ya eran pobres y abuelos que nacieron y murieron siendo pobres. No es tan fácil creer así, como si fuera algo obvio, eso que vos repetís como hecho probado, que trabajando voy a salir de esta.

Porque el capitalismo es como una gran fiesta donde todos son invitados. Pero lo que no te dicen es que son pocos a los que los invitan a comer y somos muchos a los que nos invitan a mirar. ¿Eso no es violento?

Vivir en un mundo y en un sistema que no está hecho para vos. Que está hecho para que siempre quedes fuera. Para que nunca haya en la mesa una silla con tu nombre. Te echan los patovicas en los boliches por portación de cara. Te revisan el bolso las patronas en las casas a las que vas a limpiar. Se cruzan de vereda cuando te ven por la calle. Las casas levantan paredones altos y ponen rejas en las ventanas. Se construyen cada vez más countrys privados. Más barrios de cristal, donde sólo haya casas lindas y autos lindos y gente linda. Más burbujas donde jugar a que no existo. Más paredes destinadas a esconderme. A volverme invisible.

Vivir es fácil con los ojos cerrados, cantó alguien una vez.

Y todo esto que está escribiendo la pendejita de yerba buena, como si fuera yo, por licencia literaria, lo sabe ella. Lo sabe ella, yo no. Yo no sé qué es capitalismo. No sé cómo funciona. No entiendo por qué aunque trabaje día y noche nunca jamás en mi puta vida me va a sobrar lo bastante para comprar un celular. El celular, las zapatillas de marca, el auto, el plasma. Todas esas cosas bonitas y brillantes. La felicidad que la publicidad me prometió. Felicidad que no es para mí. Que nunca es para mí. Porque en este mundo, haber nacido Braian, pobre y morocho, es nunca ser suficiente.

Soy desecho del sistema y no lo sé. Pero lo siento.

¿Qué te pasa? Molesta, te pone incómodo. Es normal. Cuando eras chico tus papás subían las ventanillas cuando alguien venía a limpiar el parabrisas. Te dijeron que a esa gente no le abras la puerta. Hoy escuchás una moto y se te hiela la sangre. Acelerás el paso, pensás qué llevas encima y si alguien te va a escuchar gritar. Es normal. Si ya te robaron tantas veces. Pero que algo sea entendible no significa que esté bueno. Entender no es justificar. 

Nos definimos mucho por lo que no somos. Te definís mucho por no ser el Braian, no salir a bailar a los mismos lugares, tomar Coca Cola y no Manaos. Por no ser un vago como el Braian, que es pobre porque quiere. Porque se lo merece. En cambio vos, venís de una familia que se rompe el lomo laburando, a vos nadie te regaló nada.

Cuando viene alguien o algo a querer rompernos los prejuicios pasa eso. Nos ponemos a la defensiva porque están tocando algo delicado. Tenemos la identidad hecha a base de prejuicios. Nos definimos mucho por lo que no somos.

Te molesta porque esto tiene que ver con vos. Porque si, a pesar de lo que te dijeron, Braian no es pobre “porque quiere”… Si resulta que el esfuerzo solo no alcanza… Si Braian también tiene miedo, rencor y desconfianza… Si Braian en realidad se parece mucho a vos, sólo que nació 15 cuadras más allá… ¿entonces quién sos?

Romper prejuicios siempre nos pone en conflicto. Por eso los cobardes nunca cambian de opinión.

whatsapp-image-2016-09-25-at-20-42-34

whatsapp-image-2016-09-25-at-20-41-12
Che, todo ese odio es tuyo?

“Ellos son una amenaza.

Son inferiores.

Son un peligro.

No son como nosotros.”

No sé tanto de historia. Pero algo me dice que las cámaras de gas fueron posibles por gente que pensaba muy parecido. Cuando dos grupos se enfrentan es muy importante que los otros sean subhombres. Animales, extraños, salvajes. Que no sean como yo. Porque sólo entonces es posible, incluso aceptable, cometer contra ellos lo que nunca harías con miembros de tu mismo grupo: linchamiento, tortura, muerte, reducción a la esclavitud, genocidio, “limpieza étnica”.

Cuando asumimos con normalidad que la vida de alguien no vale lo bastante para defenderla… todo puede pasar. Las creencias siempre van antes que las acciones.  Eso Hitler lo entendía muy bien.

Qué negro choto, comenta alguien cualquiera, un día cualquiera en una conversación cualquiera. Y sigue con su vida. Su vida que incluye agua caliente y comida en la heladera.

Qué negro de mierda, decimos como si nada.

Y un día cualquiera, en algún lugar cualquiera, una persona se encuentra agonizando debajo de un auto y un grupo enloquecido le grita al conductor: MATALO, MATALO!!!!

Un día cualquiera, en un lugar cualquiera, un grupo de personas enloquecidas de bronca y de rencor, de miedo y de venganza, patean en el piso a una persona moribunda. Que termina de morir a golpes.

Pero de ese detalle no hablamos tanto. No fue tema de debates acalorados en bares y confiterías, no se discutió en todos los programas de televisión, no apareció una figura pública en algún medio masivo preguntando… ¿Qué nos pasa? ¿Qué mierda nos pasa? ¿Qué carajos nos está pasando para que –en la circunstancia que sea- una persona esté muriendo y nuestro impulso no sea llamar una ambulancia… sino patearla y filmar?

¿No nos duele ver eso? ¿No nos asusta? ¿Esto no es importante?

¿De dónde sale tanto veneno?

Y, más importante, ¿qué vamos a hacer con él?

La violencia es la ley de la calle. No me vas a sacar de acá con más de lo mismo. Hace falta otra fórmula. Paredes hay demasiadas, construyamos puentes. Transformá mis barrios, mis cárceles y mis escuelas. Llenalas de luz y de color, de música y de vida. Decime que hay opciones. Mostrame un horizonte. Dame alguna esperanza.

Pero para que eso sea posible… haceme persona cuando me mires. Yo no me enteré cómo me llamaba hasta que tuve 6 y me mandaron a la escuela. En mi casa no me llamaban por mi nombre. Éramos demasiados hermanos. Demasiada mugre, demasiados gritos. Haceme persona. Lo necesito. Que no te sorprenda que me comporte como basura si me mirás con asco. Que no te sorprenda que actúe como un animalito si me trataron como uno todos los putos días de mi vida. ¿Cómo se supone que voy a tener un plan, un proyecto, unas mínimas ganas de salir adelante si sé que soy una lacra? Si nunca nadie esperó nada de mí.

Haceme persona cuando me mires. Cuando te quiera limpiar el vidrio, venderte en el colectivo, pedirte algo afuera de una Iglesia. No me des solo unas monedas para sentirte mejor. Mirame. No corras la cara, la puta madre. Mirame. Enterate de que existo. Preguntame cómo me llamo, dónde vivo, cómo estoy, si trabajo o voy a la escuela. Haceme persona. Existo cuando me mirás.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, diez personas, los diez opulentos más opulentos del planeta, tienen una riqueza equivalente al valor de la producción total de cincuenta países, y cuatrocientos cuarenta y siete multimillonarios suman una fortuna mayor que el ingreso anual de la mitad de la humanidad.
En Argentina hay una tercera generación de pobres.
En el 2016, hubo un juicio por asesinato por legítima defensa cada semana.

Parecen tres hechos inconexos. Tres datos que nada tienen que ver uno con el otro. Pero no es cierto. El sistema, esta mierda con brillantina, necesita para funcionar ignorantes bien ignorantes y pobres bien pobres.

Necesita rencor, miedo, ganas de venganza. De los dos lados. Es más fuerte mientras más lejos estemos. Necesita nuestra distancia. Necesita que elijas ser pared y no puente. Se alimenta del egoísmo, de la indiferencia, del no querer saber, del no querer moverse. De tu comodidad.

Es que es mucho más fácil decir “qué negro de mierda” y cerrar los ojos.

hate

 

Nota de la autora: este texto también podría titularse “Humilde ejercicio de empatía”. Sé que el tema es infinitamente complejo, que no es lo único ni lo mejor que se puede decir al respecto. Sé que no está escrito desde todos los ángulos y opciones posibles. Pero también creo que si pudiera hacerlo, si pudiera realmente escribir de esto con toda la extensión y profundidad que merece (además de que sería mínimo un libro o dos), sería porque tengo la respuesta al dilema de la naturaleza humana y el origen de la pobreza en el mundo. Está más que claro que no es el caso.

Escribir de las cosas que ya entiendo, me aburre. Así que escribo para intentar explicarme las que no entiendo.

Tengo un blog donde escribo de mis cosas. Lo cuelgo en twitter y se los paso a mis amigos. Esto nunca pretendió llegar tan lejos. Estos días fueron una locura. Desde gente que me dice que le cambié la cabeza hasta gente que me dice que soy una estúpida y no entiendo cómo funciona el mundo. Me encantaría contestar todos los comentarios. Miento. Lo que me encantaría en realidad es charlar de verdad, mate de por medio. Pero ya que las posibilidades de que eso ocurra son nulas, sintetizo aquí:

A los que todavía piensan que hay que matar al que mata o al que roba: no tengo nada que contestarle. Mi respuesta a eso fue/es el texto entero. Soy, sencillamente, leal a mis ideas. Tanto como ustedes a las suyas.

A los que hicieron una especie de “click” al leer esto: mi admiración más profunda. Cuestionarnos, aprender, crecer y cambiar implica humildad y coraje.

A los que se sintieron agredidos o atacados, los que creen que detrás de este texto hay un discurso de odio a los que más tienen: lamento mucho que así sea. La intención no podría estar más lejos. Reconozco que soy chocante cuando escribo (en persona también) pero, ¿de ahí al odio? Hay tantas interpretaciones como lectores. Cada uno toma el texto como quiere y como puede. Está bueno analizar por qué uno reacciona como reacciona. La mayoría lo leyó como lo que es: un llamado a ser conscientes de nuestra indiferencia, a salir de la zona de confort. ¿Por qué a vos te molestó o te hizo sentir culpable que te remuevan un prejuicio? Para pensar.

A los que dicen que esta historia se puede contar de dos lados, que estoy siendo parcial, desmereciendo lo que tres generaciones consiguieron con su trabajo: no pretendí ser imparcial. Al principio del texto encaré un personaje y conté una versión de la historia. La de los que no tienen voz, la que no escuchamos seguido. Quise hacer un contradiscurso a los prejuicios con los que yo también crecí. Yo también voy a la universidad gracias a que tres generaciones de trabajadores me allanaron el camino. Decir que el pobre no eligió ser pobre y que me necesita, no es desmerecer eso.

A los que están de acuerdo pero dicen que fueron buenos con “esa gente” y los decepcionaron, que ser solidarios no evita que les roben o que por esto no dejan de tener miedo cuando salen: es normal. “Esperar que la vida te trate bien por ser buena persona es como esperar que un tigre no te coma por ser vegetariano.” El otro día volví sola a mi casa de noche y me largué a llorar del miedo que tenía. No vivo en un mundo de fantasía. Dije que había que amar, no dije que iba a ser fácil. Odiar el delito, amar al delincuente. Porque es tan persona como yo y como vos. Es un desafío. Lo digo sin autoridad moral. Simplemente eso, el amor es exigente. En algún lado leí que odiar es para los flojitos, la gente fuerte ama, ama un montón.

A los que están de acuerdo pero piensan que el sistema igual no va a cambiar, esa es una actitud frente a la vida amigo. Personalmente, me mantengo firme en la postura de que la realidad es transformable. Que soy agente de cambio. Ilusa juventud, dirán algunos. No me importa. El mundo necesita más inconformistas activos. No hay recetas mágicas. Cada quien descubre la suya. Creo que mi fórmula ideal sería:
1) Creer en la gente. En su potencial, en lo que pueden llegar a ser
2) Hablar de lo que no se habla
3) MOVERSE, INVOLUCRARSE
4) Y empezar a dar amor

Por último, gracias. Un gracias tan enorme que no me alcanzan las letras. Gracias por leer, por compartirlo. Las ganas de abrazarlos que tengo no se las puedo explicar. A mí, la mal llamada “justicia por mano propia”, me duele. Me duele acá, en el centro del pecho. Personas pateando a alguien herido en el piso. Es una imagen muy fuerte, que deja huellas en el colectivo social. Si mis palabras hicieron que alguien se cuestione qué nos está pasando, con eso soy más que feliz.

Qué locura linda pensar que alguien después de leerme pensó dos veces antes de decir “qué negro de mierda”, que alguien sintió la necesidad de anotarse en una ONG, que en una mesa familiar de domingo se habló de esto. Se habló de los invisibles. Se los nombró. Existieron por un rato.

Y esa no fui yo. Lo viralizaron ustedes. Fue la misma gente la que se sintió tocada y lo compartió incansablemente por grupos de whatsapp y Facebook.

La realidad no te gusta pero está. Si querés, tapate los ojos. Va a seguir ahí. Queda en vos, ¿qué vas a hacer?

¿Vas a ser puente o vas a ser pared?

Anuncios

152 comentarios en “(existo cuando me nombrás)

  1. Alguien conoce al autor del texto ? Genera ganas de salir a contagiar al mundo para que salga a la calle y cambiemos este sistema de mierda. Si lo viera al autor /a no haría más que darle un abrazo fuerte y mirarlo bien a los ojos para que sienta que no para todos es invisible.

    Le gusta a 1 persona

  2. Más allá de los miedos que tengo al salir a la calle por la inseguridad , hay algo que me llegó profundamente y es la maldita división de clases , los pobres siempre fueron pobres , este sistema hace que jamás puedan progresar ni tener trabajos dignos , vivimos en una sociedad profundamente hipócritas , en donde nos golpeamos el pecho en la iglesia y cuando salimos a la calle nos olvidamos de nuestro amor al prójimo , pero desde niña me enseñaron a mirar los ojos de las personas , y si alguno hace esa tarea de mirar a los ojos de esas personas en situación de vulnerabilidad se darán cuenta de esa soledad , vacío que sufren , hace unos días me encontraba en la provincia de Chaco y observe a un niño de 16 años drogándose con poxirràn , en la puerta de un colegio, me acerque pero no podía contener las lágrimas me superaba la escena , le pregunte su edad y porque hacía eso? porque elegía matarse de esa forma ? sus ojos no puedo borrarlos de mi cabeza , sentí dolor , no paraba de llorar y me preguntaba porque llora seño le respondí porque me dolía el corazón , los demás pasaban como si nada por la vereda , no sabía donde recurrir , solo le quite la bolsa con pegamento , entiendo al autor del texto y comparto con èl , solo que el estado debe arbitrar los medios necesarios para dar educación , vivienda y trabajo digno y sacarlos de su extrema pobreza , Siempre hay que mirar a los ojos para descubrir la esencia de los demàs.

    Le gusta a 1 persona

    1. y por qué tenemos que pagar nosotros? No hemos sido nosotros quienes les robamos sus derechos, que se la agarren con quien corresponda y no con una persona cuyo único “pecado” es tener más que él y a base de trabajo, sin que nadie le regale nada

      Me gusta

      1. Si bien nosotros no les robamos sus derechos muchas veces colaboramos con aquellos que sí lo hicieron. Nosotros no pagamos nada, nosotros somos piezas de tablero al igual que ellos, somos peones y allá en los extremos están reyea y reinas, reyes sin nombre y con mucho poder. Nuestro odio, miedo, rencor (el de “ellos” que es nuestro también), surge de grandes mentiras y estrategias de quienes no nos quieren mostrar lo jodida que está la cosa, disfrazando “la cosa” como la violencia que caracteriza a un sector de nuestra sociedad.
        Es mi opinión libre de ideologías y demás, acepto que soy una pobre fichita entre muchas más.

        Me gusta

      2. Lo único que te pide es que entiendas, que por más que esta mal robar y matar, es gente que no ve otras opciones debido al sistema capitalista en el que hoy en día vivimos. Un tema muy complejo pero, desde mi punto de vista, cierto.

        Me gusta

      3. No ven otras opciones porque no quieren y porque para ellos es más fácil robar. Cuánta gente nació en la misma pobreza y no salió a delinquir. Basta de justificar lo injustificable. Yo ya no entiendo más a nadie porque a la gente honesta quién coño la entiende? Andá a pedirle a esa pobre gente que ha perdido en manos de estas lacras cosas que les ha costado sangre, sudor y lágrimas conseguir, a ese padre o madre al que una de esas lacras le violó una hija o le mató un hijo, que entiendan a esas mierdas.

        Me gusta

      4. Dama de Negro, respeto tu opinion , pero deberias volver a leer el texto completo , y comprender lo que dice el autor, La nota no es para JUSTIFICAR al delincuente , si no , comprender por que es pobre y delincuente, Si no logras analizar y comprender, ya es otro tema, y ese es otro de los logros de este sistema, de crear una gran parte de la sociedad que sean paredes (cerrados) , para que todo siga igual y nada cambie, por el bien del sistema… Slds

        Me gusta

      5. Decime una cosa, y quién MIERDA comprende que nosotros somos personas trabajadoras que nos rompemos el culo para conseguir las cosas y que no es justo que venga un negro de mierda y nos lo saque así como así y encima nos lastime o nos mate? QUIÉN, EH?!?!?!?!

        Me gusta

      6. Lo tuyo es peor! que defendés a negros de mierda sin ninguna meta en la vida… ojalá nunca te maten un familiar esas lacras, porque ahí vas a ser el primero en darme la razón

        Me gusta

    1. yo jamas mate a nadie y soy pobre, y trabajo honestamente y no tengo auto ,ni plasma ni zapatillas nike, en ese sentido estoy libre de pecado, no justifiquen boludeces, xq conozco gente pobre q le falta comida y no anda con un arma afanando x ahi y cagandole la vida a alguien q labura o estudia, los demas no tienen la culpa y si lo tiene el sistema a la culpa ,q vayan y maten al sistema no a la gente honesta.

      Me gusta

    2. No cazaste un fútbol. No justifica el choreo, lo explica. Y a veces las explicaciones no nos gustan porque nos tocan y nos cambian la bicha. Creo q la idea no es q digas “bueno, pobrecitos, no tiene otra opción a robarme”; me parece que va por que entiendas que por estigmatizar, discriminar, linchar y matar a tooooodos esos “negros de mierda” no vas a solucionar nada, porque hoy es él, mañana es otro y pasado sos vos. El sistema en el que vivís necesita que haya gente así, no funciona si no hay 1000000 pobre por cada rico y mucho menos si alguien se pregunta porque se dan esas condiciones. Vos al emitir esos comentarios no haces más q serle funcional a esos poderes, le tiras la bronca al negro mientras el de arriba se lleva toda tu guita y te contenta con migajas. Repito, el fin no es justificarlos, si no que entiendas que si no se cambian las condiciones, por las que los incineres, los valores, los mates o los mandes a tooooodos a golpes, van a seguir estando porque son un eslabón necesario para que esto funcióne en estas condiciones.

      Me gusta

  3. Imponente!!! Muchas gracias, es una luz de esperanza, siempre, saber que hay gente que piensa asi. Aqui en Uruguay pasa igual, pero obvio, a menor escala. Pero todo de lo que hablas es tan real que se puede aplicar al mundo entero y es la razon por la cual el mundo hoy esta como esta. No es solo la desigualdad social desde el punto de vista economico, sino tambien la que se genera entre religiones o generos o culturas diferentes. Siempre la desigualdad y la ignorancia son generadoras de odio. Saludos!!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Es genial lo que escribiste. Es una locura lo que nos esta pasando, la sociedad esta callendo profundo.. muy profundo.
    Ojala tus escritos cambien la mente de muchas personas asi como lo hizo con la mia. Pero de a poco se empieza. Cada vez vamos a ser mas los de mente abierta y poco odio en las venas. Te apoyo en esta lucha. Ahora y siempre. LAS COSAS PUEDEN CAMBIAR. Solo hay que revolucionarse. Y aca estamos nosotrxs para hacerlo.

    Me gusta

  5. muy bonito pero es una pelotudez, si alguien sale a matar, a quitar el derecho a la vida a cualquier otro ser humano, no puede exigir que se respete su derecho, y la sociedad tiene la obligación de quitarle ese derecho por eso debería ir preso de por vida, pero no acá vale mas la vida de los pobres que de cualquier otro, y los abogados son los que mas cobran gracias a ellos ya que les paga el estado, y casi seguro consiguen una buena indemnización para cobrarle al que se defendió de una situación violenta por la inacción del estado, y así miles de trapos sucios de nuestro sistema judicial. al fallar el estado como protector de igualdad de derechos, no defendiendo al que no sale a robar ni matar, es la sociedad en grupos de individuos la que tiene que hacer justicia por medio de linchamientos. pero coincido con la nota, muchos empresarios y políticos se enriquecen ilícitamente al igual que el pibe chorro, es ahí que la sociedad también debe lincharlo ya que su accionar esta permitido por la falla del estado y su sistema corrupto. el momento en que se mate a los políticos, jueces, policías corruptos, se podrá pensar en una mejor sociedad, el mejor ejemplo de esto es Singapur. pero faltan los huevos para hacer algo asi en latino américa, donde siempre priman los intereses personales.

    Me gusta

    1. Nunca falta alguien así… Si el Estado no defiende a los pobres… ¿Quién lo va a hacer? ¿Tus protegidos, los que se benefician con todas las medidas de gobierno actuales, y usufructúan el dinero que nosotros también ponemos?¿En qué momento los que quitan la vida a sus congéneres no reciben el castigo según las leyes? ¿Quién dice que no deben ser castigados? Aqui se trata de prevenir… de aprender a tratar a aquellos que jamás tuvieron tus mismas oportunidades, como si fueran personas. ¿O no te diste cuenta de que con tanto ajuste, despidos y otras delicias por el estilo, la famosa “inseguridad” que en los anteriores doce años inundaba los medios informativos, aumentó notablemente?
      Mientras tanto… ¿Quién denuncia que todas las medidas tomadas por este Gobierno, tanto económicas, sociales, tecnológicas, culturales y educacionales, y las que tienen que ver con la Justicia no tienen otro objetivo que poner nuevamente al país de rodillas?
      ¿Quién habla de cómo se ha beneficiado a los poderosos con quitas de retenciones millonarias, en desmedro del sufriente pueblo trabajador, a quien se le retiran los subsidios necesarios y se lo sume arbitrariamente en la indefensión más absoluta?

      Me gusta

      1. A ver… acaso nosotros tenemos la culpa de que no hayan tenido oportunidades? NO! Entonces no se la tienen que agarrar con nosotros, que vayan a afanarle a los millonarios, no a los laburantes! Porque encima esos chorros de mierda no tienen códigos; cuando yo era chica había personas “intocables”, ahora no le hacen asco a nada, le pueden pegar un tiro a un niño, a un anciano, a una embarazada, a un discapacitado. No les importa la vida de nadie! Y si no le importa mi vida, por qué a mí tiene que importarme la de él? Por qué lo tengo que tratar como persona si él no tiene reparo en matarme como a una cucaracha? Subsidios necesarios? NO! Lo necesario es que SALGAN A TRABAJAR como nosotros lo hacemos y que se ganen las cosas con esfuerzo igual que nosotros, si nosotros podemos trabajar por qué ellos no? No tienen acaso un cerebro y dos manos? Si me dijeras que son enfermos o discapacitados y que por esa razón no pueden trabajar te lo acepto, pero no siendo así, de ninguna manera.

        Me gusta

    2. ¿Quién denuncia que todas las medidas tomadas por este Gobierno, tanto económicas, sociales, tecnológicas, culturales y educacionales, y las que tienen que ver con la Justicia no tienen otro objetivo que poner nuevamente al país de rodillas?
      ¿Quién habla de cómo se ha beneficiado a los poderosos con quitas de retenciones millonarias, en desmedro del sufriente pueblo trabajador, a quien se le retiran los subsidios necesarios y se lo sume arbitrariamente en la indefensión más absoluta?
      De entender que éstos son seres humanos y deberían tener los mismos derechos que aquellos, de eso se trata. No de dejar delitos impunes.

      Me gusta

    3. Tenes razón con que si un chorro mata a alguien después no tiene porqué reclamar derechos, pero primero y principal enseñale a no matar, que es practicamente lo que dice la nota, esa persona nació en un lugar donde el arma era como un juguete y matar un hobbie. Ahora, cuando el Estado no funciona y no se controla a la sociedad, el linchamiento es una acción pelotuda, matar o pegarle a un chorro por bronca porque robó el mercadito de la esquina es convertirte en un asesino y posisionarte al mismo nivel de violencia, ahi no se soluciona nada, y en el momento que se mate a los políticos, jueces y policias corruptos será lo mismo que un golpe militar pero al contrario, la clase trabajadora o pobre que tiene diferentes pensamientos mata a los que les parece que están haciendo todo mal. Con eso no se soluciona tampoco. Libertad, igualdad y FRATERNIDAD.

      Me gusta

  6. Cada día me pregunto así donde vamos, cuanto tiempo más puede sostenerse una sociedad con tanta inequidad, con tanta ideferencia selectiva? Cómo podremos revertir ésta generación constante de odio? . Seguimos inmersos en la ilusión de que nuestra realidad es inmutable, eterna y producto de la naturaleza, esa es la gran mentira y cuando nos demos cuenta como humanidad de que no es así , es cuando estemos todos jodidos.

    Me gusta

  7. Esto es una estupidez, no es lo mismo ser pobre que asesino. El pobre puede ser digno y salir adelante. Mi familia es pobre, pero digna. Hemos trabajado y estudiado en instituciones públicas. Nunca decidimos salir a matar o robar.
    Hoy en día soy un analista de sistemas que trabaja para poder progresar pero antes no tenía para vestirme.
    Me di cuenta que no nací con los valores de mis propios compañeros de clase y nunca perdí mis raíces.
    Hablaban de música, y yo no sabía qué era porque no tenía acceso a un CD.
    Pero yo no tengo ningún derecho a robárselo ni romperselo porque me da la gana. Eso no se justifica y tampoco se debe entender, solo reprimir. Nadie puede hacer lo que le da la gana, ni el que tiene mucho ni el que no tiene nada.
    Siempre la libertad de uno termina donde empieza la del otro. En muchas de las cosas que escribes, hay verdad, pero muchas otras son estupideces.

    Saludos amigo, espero reconsideres tu “Entender no es justificar”.

    Me gusta

  8. Lei entero. Lo entiendo pero no lo justifico.
    Estamos hablando de un mundo donde el amor también se compra,sino conformate con lo que sea, y donde yo no estoy preparado para preguntarle el nombre y su posición social a un tipo que entra armado a mi casa.
    Y digo que no estoy preparado porque también me dan miedo los que me roban constantemente.
    Con todas esas limitaciones trato de hacerlo lo mejor posible y tratar de obtener beneficios para mi también. Es malo eso?. Creo que no.
    Ya inclusive hay cosas inmanejables. Levantas un brazo e inevitablemente le haces daño a alguien y sino ese alguien lo hace por vos.
    Uno ayuda. Obvio. Pero inclusive ya con tu existencia estas perjudicando a alguien.
    Esta es una era donde hay que salvar el alma ya. Y no es “cuidando el medio ambiente ” que lo vamos a conseguir.
    Yo creo en el fin de los tiempos. Pero que venga rápido.

    Me gusta

  9. Leer cosas así me devuelve (aunque sea un poquito) la fe en la humanidad. Que se yo, ojalá algún día más personas se den cuenta que “el enemigo”, no es “el negro” que me roba el celu. Son los señores feudales del sXXI. Los banqueros y dueños de las corporaciones necesitan que “la clase media” y la clase baja se maten entre sí. Y, de esa manera, obtener más ganancias y control. Control sobre nuestras vidas y nuestras ideas y, en especial, sobre nuestro tiempo.
    Gracias por tomarte el tiempo de escribir y publicar este artículo

    Me gusta

  10. Para aclarar una cosa, el sistema funciona asi es porque TODOS participan activamente de el, inclusive los “choros” y la gente de clase mas baja de la sociedad , por ejemplo, se roba el celular, lo desarma para vender las partes a un negocio de respuestos o lo vende completo, donde sus clientes son gente inconciente que los compra e incentiva este comercio . eso tambien es parte del mecanismo de mercado pero una parte mas destacada es que esa “lacra social” a menudo son consumidores masivos del narcotrafico y el trafio ilegal de armas y por lo tanto fomentan y hasta distribuyen drogas y armas otro problema creciente. Se pueden mencionar incontables ejemplos para demostrar que el “sistema” que funciona en el mundo es mucho mas complejo y no solo es un “grupo reducido” que lleva “cositas de colores” al resto de la gente para hacerse poderosos a traves de la ignorancia y la pobreza mental de la gente.

    Queres demostrar en tu articulo a los ladrones y los desprivilegiados o marginados de la sociedad como si fueran “victimas” de un sistema superficial y una sociedad indiferente, como si el articulo fuera escrito por el familiar de una criatura en esa situación (alguien que roba a mano armada con la intención de matar no se le puede llamar persona) , esta bueno tratar de reflexionar las situaciones que llevan a uno a actuar para mal pero no voy a “humanizar” a un ser que se considera “incomprendido” en un mundo cruel, que solo vive para hacer daño solo porque siente “resentimiento” por la sociedad y la vida que le toco y cree que todo el mundo es menos que el.

    Por otro lado la gente que lincha a los ladrones tampoco son ningunas “personas”, pues la violencia excesiva no se justifica por ningun fin y llegar a ese extremo nada mas los rebaja al nivel primitivo y salvaje y hasta humillante, pues esa clase de actos es comparable al de una manada de animales .

    Eso ultimo es un tema que se debe profundizar no para favorecer estos crimenes, al ladron, ni a la familia de estos malvivientes, sino para favorecer a las mismas victimas, porque si de verdad son gente “honesta” y “trabajadora” jamas deberian rebajarse a un nivel tan humillante y degradante como el de unos violentos asesinos que atacan en manada.

    La mejor manera de cambiar a la sociedad es através de la eduacion, no solo educación formal sino también valores que parecen tan carenciados en las familias de hoy y de todas las clases.

    Me gusta

    1. Hay algo que vos no entendés… se “rebajan” porque ya están hartos de que quienes deben protegernos no lo hagan, de estar a la buena de Dios y por eso deciden hacer justicia ellos mismos

      Me gusta

  11. por que borras mis cometarios? ah pero para que me suscriba esta todo bien eh! cualquiera, acepta opiniones. El que mata que se haga responsable de sus actos, Trump sacará 2 o 3 millones de delincuentes de eeuu, eso es tomar iniciativa, los tumores se sacan así, de raíz, si dejas uno, ese contamina todo el resto. Hasta luego, gato!

    Me gusta

  12. Que complejo, y que difícil de arreglar, y que impotencia, coincido en todo lo lo que decí, pero ttambién es cierto que la bronca y el miedo de los que no roban y matan hace que suceda esto que es sencillamente una animalada, el miedo es el peor de los combustibles, si alguien tocará a mi hija, no que le robará, que la matara por un celular, no me importa el robo, pero si alguien la matara robándole, que haría? Como reaccionaria? Te digo la verdad las ideas que se me vienen a la cabeza me asustan y me duelen, porque no quiero ser esa persona, por eso es un tema muy complejo, donde como vos decís somos las fichas de un gran juego jugado por hijos de puta muy hijos deputa, pero… Y? Como se hace, como hacemos para salvar a esos niños que no existen? Como los sacamos de ese sistema perverso que los hace invisibles? Que los convierte en resentidos? Es muy complejo porque esto es una lucha de pobres contra menos pobres, entre pobres y excluidos y pobrescon más suerte que no fueron invisibles para sus padres y pertenecemos a algo. Porque como se arregla,? Como arreglas 15 o 20 años de abandono, que haces con ese chico que crecio invisible,? Como tuvo una infancia de mierda lo abrazas y le permitís que mate, a gente que tal vez perteneció ufue vvisible solo a medias? Muy complejo, de cualquier manera pienso lo mismo que vos en cuanto al sistema y es mundial, y de ninguna manera se puede justificar semejante nivel de salvajada.

    Me gusta

  13. Todas los comentarios tienen su razón y al mismo tiempo no la tienen.
    Busquemos soluciones el sistema no funciona bien, como podemos ayudar a solucionar esto, somos nosotros los que podemos cambiarlo ? Que desafío !!
    Te felicito por la nota y a todos por sus aportes pero reflexionemos, participemos.

    Me gusta

  14. Esto no se va a terminar nunca. Algunos atacan, otros defienden, y el Estado se ríe de todos. Un dirigente (al menos uno argentino) es como un árbitro de fútbol, pero que quiere “dirigir” el partido desde su casa en su country privado. Cuando decida salir a dirigir a la cancha, poniendo los huevos que hay que poner, ahí capaz que hablemos diferente.

    Si somos peones de un tablero, entonces discutir entre nosotros no va a cambiar las cosas. No hay que tratar de cambiar a nadie ni de concienciar a nadie. El cambio empieza en uno. Si uno mejora como persona, mejores serán nuestras propias generaciones venideras. El tiempo dirá el resto. Los que hoy manejan el tablero no durarán para siempre.

    Muy bueno el texto, pero si alguien me quiere meter un tiro para robarme el celular, que no me dé un claro porque se lo meto yo primero. La supervivencia es un instinto y no se razona.

    Me gusta

    1. Exacto! A mí me robaron el celular hace dos días cuando volvía a mi casa a la noche. Ahora no sólo estoy más endeudada que antes porque tuve que reponer el celular (lo necesito, qué voy a hacerle, no tengo horarios y vivo de un lado para otro) sino que además tengo miedo de salir a la calle de noche. Cualquier día de estos me compro un arma y me va a importar todo una mierda, le voy a pegar un tiro en medio de los ojos al que me quiera robar y al carajo! Estoy HARTA!

      Me gusta

  15. La educacion que reciben muchas de estas personas (no todas) es mala porque asi lo generan.
    Los docentes de las escuelas publicas son los mismo que las privadas, con la unica diferencia es que en la escuela publica los chicos no les dejan enseñar, son amenazados, etc-

    Me gusta

  16. si un tipo me viene a matar, o robar me voy a defender con todo lo que tenga, si se termina muriendo mala suerte y que se joda por venir a atentar contra mi vida y mis libertades. comparar querer matar chorros con el holocausto es un insulto a ambos. la gente festeja que la gente se quiera defender, si un tipo viene a robarte con un arma y se come un tiro, se lo tiene bien merecido. si alguien quiere robarme y lo reviento a patadas, se lo tiene bien merecido. comparar a una persona que se defiende y que se enoja cuando le roban las cosas con lo peor del nazismo es de retrasados e incultos. ojala se pudiera lograr que la gente no trate de entrar a las casas para robar matar o violar, y tratare de ayudar lo mas que pueda. ahora si una persona quiere robarme, agredirme a mi o a mis amigos y que encima me quede quieto mientras le llevan lo que me costo trabajo conseguir, o mi vida. se van a llevar un disgusto.

    Me gusta

    1. Es lo que tendríamos que hacer todos, no puede ser que tengamos que vivir con miedo, dejarnos robar y encima tener que agradecer que no nos hicieron nada, eso no es vida!

      Me gusta

      1. Se creen que están haciendo la revolución obrera con matar chorros porque “es un buen para el obrero” pero son unos vil siervos del sistema.

        Me gusta

  17. Desigualdad hubo y habrá siempre. La naturaleza no le da a todos los mismos talentos ni capacidades.
    El discurso que se publica acá pretende excusar lo inexcusable, el atropello del derecho mas sagrado, el de la seguridad y la vida, en manos de delincuentes violentos.
    La mayor parte de los chorros ni pasan hambre ni frío. Simplemente quieren poseer aquello que no pueden ni quieren ganarse con el trabajo honesto.
    La gilada compra el verso de que la culpa es del sistema. No. La gente tiene libre albedrío y puede decidir entre actuar bien o mal, entre trabajar y robar, entre estudiar y drogarse.

    Me gusta

  18. Primero, agradezco tu post, y lo agradezco porque me parece un punto de vista válido. Es interesante.
    Como respuesta acá está mi historia, que es real (aunque no quiero ser identificado).

    Braian:

    Yo, el PRIVILEGIADO, hijo de profesionales, clase media.
    Yo, estudié en la universidad pública, mientras hacía algunas changas para pagar mis cosas y estudiar inglés (si, viví en la casa de mis padres). Empecé temprano a trabajar a tiempo pleno mientras también estudiaba a tiempo pleno. Yo pedía los libros en la biblioteca, los resumía y escribía los resúmenes durante las noches y fines de semana en hojas de borrador.
    Mi primera computadora me costó los ahorros de años. Hasta entonces estudiaba con una que había reciclado.
    Yo, supe mi nombre de chico. Pero mi padre nunca me llamó por ese nombre, sino con insultos. Para mi madre yo solo un poco más de basura en la casa con la quién descargar sus frustraciones.
    Yo, estudié en Argentina. Y llegué con una pasantía a Europa. Entre estudio y trabajo he tenido entre 14 y 16 horas diarias de esfuerzo durante años.
    El pasaje para poder ir a europa a la pasantía me costó absolutamente todos mis ahorros (literalmente TODOS). Llegué a un lugar solo, sabiendo hablar pocas palabras de un nuevo idioma con una valija y una laptop que ya era vieja. Ese dinero es probablemente el que robas en una tarde (o en un par de minutos quizás).

    Yo, cuando llegué a Europa viví de una pasantía, nadie me dio la plata para eso. La pasantía me pagaba suficiente para alquilar un cuarto en un departamento con otras 4 personas y podía comer durante todo el mes porque medía la cantidad que comía cada día y que contaba cada centavo. Mi desayuno eran 3 galletitas y un té, salvo los domingos, que podía comer 4 galletitas, y esa cuarta la miraba y la agradecía extra.
    Mi comida fue a base de arroz, papas, zanahorias, cebollas y a veces pollo (cuando estaba de oferta) durante dos años después de eso.
    De ropa, tomé ropa que otra gente tiraba. Hace poco doné la última remera de ese entonces, estaba vieja, pero no me daba el coraje de tirarla o usarla de trapo.
    Una vez que pude mudarme solo a un monoambiente mis muebles los tomé de cosas tiradas en la calle y los reparé con herramientas que alguien me prestó.
    No, no me hacen falta demasiadas cosas, y soy agradecido de saber que mi familia y yo tenemos un techo y que comer todos los días. Soy agradecido y lo repito siempre. Agradezco que tengo suficiente salud para seguir trabajando, para poder reparar y crear mis cosas, para poder leer, cocinar. Para poder abrazar cada día a mi mujer y verla despertarse hermosa como todos los días.

    Yo logré todo eso, y lo logré siendo discapacitado, y lo logré con dolor crónico, con padres que tampoco me dieron lo que un niño necesita que es cariño, apoyo y cuidado médico. Sino que me dieron violencia.
    Yo vivo desde hace años con dolor crónico, sigo trabajando mis 9 a 12 horas por día, y sigo estudiando en los tiempos libres. Y sigo aportando lo que puedo.
    Yo tuve adicción física a la morfina y algunos derivados por la cantidad que me daban en las internaciones para que dejara de gritar del dolor. Y sabés qué? La dejé de un día para el otro por voluntad propia, los síntomas de esos primeros quince días sin la medicación fueron peores que el dolor (vomitos, mareos, mas dolor, hambre, sed, vertigo, debilidad, diarrea). Siempre llevo unas dosis con migo en caso de tener una crisis de dolor realmente insoportable. No he tomado una sola en más de 10 meses a pesar del dolor.
    Vos sabés lo que es el dolor? No creo que a ese punto
    Vos sabés lo que es una adicción? Si lo sabes, te cuento que es completamente factible escapar, yo lo hice en un segundo, el que tomé la decisión.
    Agradezco eternamente al sistema de salud pública por salvar mi vida en múltiples ocasiones.

    A pesar de todo eso, para vos, para los hippies con osde, gente mas papistas que el papa, gente que habla de derechos humanos. Los derechos humanos no son para la gente como yo. No, los derechos humanos son solo para los criminales, para los violentos, para los asesinos. Para los “pobrecitos” que no tuvieron la oportunidad.
    Yo, yo no soy humano. Yo soy una cagada violenta porque tengo más, porque gano más, o por alguna otra excusa barata.
    Lo que nunca miraste es cuánto más yo me rompí el lomo para tener lo que tengo, o cuánto me costó.

    No, yo soy detestable porque tengo más.
    Yo, soy un capitalista horrible porque quiero no tener que preocuparme nunca más por tener que contar los centavos, o pagar el transporte al trabajo con centavos perdidos de otra gente (todavía tengo la bolsita de plástico blanca con las monedas de centavos que no usé de ese tiempo).
    Yo soy un capitalista horrible por querer tener una casa propia con jardín y perros.
    Yo soy un capitalista de mierda porque no soy suficientemente empático como para darle plata a todos los que me piden (como política no doy nunca directamente porque no soluciona nada).
    Soy malo porque no saludo ni festejo ni quiero darle la mano al agresivo, al irrespetuoso, por mirar feo al que fuma en el colectivo o cruzar de vereda cuando hay un grupo de cabezas viniendo en mi dirección. Soy una mierda por siempre estar mirando sobre mi hombro o esconderme cuando escucho una moto. Es mi culpa que otros se sientan mal porque yo pido por más seguridad, justicia real. Claro, es violento.
    Yo soy un capitalista violento porque gano mi vida laburando, y me hice la vida laburando y estudiando durante los últimos 25 años. Soy una cagada porque me tomo vacaciones de vez en cuando y porque puedo salir a un restaurant una vez por mes. Así no soy solidario. A pesar que mis impuestos pagan muchos de los planes sociales de los que vos te das cuenta, y estoy completamente a favor de los planes sociales. Y que mis ahorros los puse en cuentas que prestan para fines de desarrollo social mientras no me dan ganancias en absoluto.
    Peor, soy un capitalista violento por no solo disfrutar de lo que me gané con el lomo, sino que además, no soy solidario porque no lo “comparto” soy irrespetuoso por no pensar como un hippie con osde, mientras también le estas pegando a esos mismos hippies con osde que te defienden.

    Crees que no me duele ver a un indigente en la calle y saber que no puedo hacer nada más de lo que ya hago que tenga un impacto real?
    Crees que no he pensado muchas veces cómo ayudar y siempre llego a la misma conclusión? Que lo mejor que puedo hacer es trabajar, educar, pagar mis impuestos que pagan planes sociales. Ser respetuoso, no tirar basura a la calle (incluso levantarla si paso y hay basura), de remarcarle el mal comportamiento a alguien (exigirle que recoja la basura que acaba de tirar o pedirle que no fume en la estación de tren), y que se que si te remarco el mal comportamiento a vos me puede costar una paliza, una puñalada o mi vida.
    Crees que no me siento completamente enojado cuando veo a chicos trabajando en la calle? Si, y se que son mafias. A ese chico que pide plata, si le das un caramelo y lo ven comerselo lo cagan a palos y lo sabés muy bien, si es que no sos vos quien los golpea. Lo mejor que puedo hacer por ese pibe es no darle absolutamente nada, NUNCA, así ese negocio se acaba.

    Si, también soy prisionero de un sistema perverso, es así, no lo voy a cambiar culpando a otros, o quejándome.

    Tratame como persona, no como GIL por laburar. No como presa para tu cacería.
    Tratame como persona, cuando me mires no me mires con desprecio, no me mires con agresión.
    Tratame como persona, cuando me acerque por la vereda no hagas gestos obcenos o violentos, no me grites, no le digas guarangadas a mi mujer. No las hagas sentir en peligro a mis hijas.
    Tratame como persona, no me robes, no me pegues, no me mates.
    Tratame como persona, no como culpable de todos tus males. Por que no solo que no soy culpable, sino que aunque sea de forma indirecta, yo trabajo también para mejorar tu vida.

    Con respecto a ese dibujito:
    Miedo + Ignorancia = Odio
    Yo lo cambiaría (en este caso al menos) por::
    Miedo + Impotencia = Odio

    Aunque en realidad no te odio, soy pragmático. Sos peligroso para mi, para mi familia, para mis amigos. No es ignorancia, al contrario, es conocimiento, es certeza.
    Es certeza que en algún momento, si no sos vos, va a ser alguien como vos que va a arruinar la vida de alguien que conozco. Como ya ha pasado en incontables ocasiones. He tenido amigos secuestrados, me han robado (mientras caminaba porque yo no tenía ni para el colectivo) con cuchillo. A un amigo lo golpearon con un ladrillo en la cabeza para sacarle la campera. A una amiga le dispararon en dos robos, por suerte no le pegaron, pero su auto tiene todavía las balas encastradas.
    A dos amigos les gatillaron en la cabeza (dos robos distintos), aunque no salió el tiro (o no tenían mas balas, nunca lo sabremos).
    A mi hermano lo patotearon para robarle y lo golpearon extra por homosexual.
    Vi como a una señora le arrancaban los aros de las orejas y comenzaba a sangrar.
    Podría seguir con más ejemplos, pero no me gusta recordar esos eventos.

    Yo no ignoro ciertas mierdas por las que pasaste, he pasado por las mías propias, distintas, pero mierdas al fin.
    Yo tengo muy en claro que si no tuviera nada para comer llegaría a robar porque el instinto de sobrevivir es real. Pero robaría comida si llegara el caso y nada más. Aunque primero me buscaría otras formas de obtenerla, la gente es buena si la tratás bien, te sorprenderías. Quizás nunca les diste la oportunidad, sino que se los exigiste, les agrediste.
    Muchos no pueden ayudarte, no es porque no quieran. Aunque te parezca raro el mundo no gira en torno a tu ombligo, sino que cada uno tiene sus preocupaciones, su familia a cuidar y alimentar, sus problemas más o menos gravez que los tuyos, cada uno es distinto.
    Muchos otros ya se cansaron de lo mismo de siempre, de los fraudes, de las mentiras, de las agresiones. Otros se cansaron de que una ayuda una vez después venga siempre la misma gente a exigir como si hubieran ganado un derecho.
    Yo por ejemplo, no me queda salud para hacer mucho más de lo que ya hago. No sos quién para exigirme más. Aunque sea indirecto, aunque no lo veas, hago mucho mas por vos de lo que alguna vez has hecho por mi. No sos quién para culparme de tus problemas. Somos parte de un sistema, aprendé a vivirlo y aprendé a cambiar lo que puedas si es lo que querés. Yo no puedo más, ya he peleado suficiente, mi salud no puede más. Vos nunca lo viste, ni siquiera me preguntaste. Solo me culpaste.

    Por si te sirve de algo, hay algo que aprendí por las malas:

    El mundo no te debe nada, nadie te debe nada.
    Si te sentís discriminado, es porque el primero que se discrimina sos vos mismo. Porque no le diste la oportunidad al mundo.
    Para obtener resultados primero hay que laburar, hay que poner esfuerzo, hay que ayudar.
    Si tratás bien a suficiente gente, y seguís tratando y haciendo el bien entonces, en algún momento, todo eso empieza a volver. Toma tiempo, no es un solo intento y no es a tu forma.

    No he exagerado nada. Es mi historia, es mi vida.

    Honestamente creo en lo siguiente:
    Hay que dar oportunidades a todos, incluso ir a un modelo de salario universal básico donde todos tengan garantizado techo, comida, salud y educación Se que es utópico.
    También creo que al que reincida en crímenes violentos (que mate, que viole, etc) hay que extirparlo de la sociedad, como se extirpa a un cancer, como se saca la fruta podrida del lote, como se elimina un pie con gangrena. Si vos venís dispuesto a matarme, a violar a mi mujer, a mis hijas. Si estás dispuesto a hacer eso a mis amigos, a mi familia, a mis conocidos y a gente que no conozco también. Si patoteás y le pegas a mi hermano, o a mi amigo por ser gay. Entonces, y leelo bien: tu valor a la sociedad es NEGATIVO.

    La buena noticia para vos es que lo podés cambiar. Vos y solo vos, lo podés hacer.
    Si, tu situación es una situación de mierda. Si, es difícil. Pero todo eso solo agrega valor a tu esfuerzo.
    Dejá de atajarte atrás de excusas, dejá de culpar a otros, dejá la violencia. Si querés que otros te den una oportunidad, datela primero vos y dale tiempo a otros para que te den una oportunidad, pero solo la vas a ganar una vez que muestres voluntad real de tu parte, una vez que muestres que tus esfuerzos son reales y que vas a hacer todo de tu parte incluso sin recibir nada de ayuda.

    Me gusta

    1. el privilegiado,,,, respeto tu opinion, pero , tu no eres capitalista, eres , clase trabajadora (clase media es otra cosa) por que si no trabajas , no comes,,La clase media, (lo que muchos se creen y no lo son) tiene capital para comer de ella , si no tiene entrada de dinero por un tiempo, ( Por ejemplo ,De la venta de alguna propiedad o del tercer vehiculo que hay en la casa), El capitalista , es el que la tiene toda , y solo le interesa llevarse todo ….No figura la palabra “TRABAJO “, tal como la conoce el pueblo….Slds.

      Me gusta

    2. “Yo, el capitalista”? Enserio flaco? Enserio hablás? Por favor. Necesitás que te acomoden las ideas urgente.
      Sinceramente vomitivo tu discurso. Hasta le metiste algunas notas machistas. La verdad es que para aplaudirte. Esta es tu tesis para recibirte de Tilingo?

      Me gusta

  19. Adhiero a cada una de las palabras y sentimientos plasmados en el texto. Nuestro desafío es entender (sin justificar ni comprender) a aquellos/as que piensan de manera contraria, violenta.

    Me gusta

  20. Che pero que pelotudez más grande hno. El capitalismo que describen acá es el capitalismo solo con empresas estatales, capitalismo de amigos, capitalismo a la latinoamericana o africana. No veo barrios cerrados tan propagados en países capitalistas serios como Australia, Nueva Zelanda, Canada o algunos pises de Europa

    Me gusta

  21. Estoy de acuerdo con muchas cosas y con otras en desacuerdo. Lo único que se en esta vida es que el amor lo puede todo y la gente que hace cosas “malas” lo único que le falta es amor y, como bien dijiste vos, esperanza de poder llegar a ser alguien.

    Me gusta

  22. Me encanta el artículo porque hace pensar. De hecho me hizo pensar en dos cosas: por un lado que el sistema capitalista no fue el inventor de los pobres ni de los marginales. En todos los sistemas llevados a la práctica la pobreza y la marginalidad son una constante. Por ende el capitalismo no es la causa ni la razón de la pobreza y la marginalidad. Y por otra parte siguiendo este esquema de entender las realidades según su origen deberíamos también entender a los políticos corruptos y a los millonarios ambiciosos que nacieron y se crearon en esos ambientes y Por ende también son víctimas del sistema y tenemos que entender los en cuanto que son ladrones de guante blanco porque sus padres y sus abuelos también lo fueron.

    Me gusta

  23. La verdad es que me tocaste el alma, hace un tiempo ya que emprendí mi propio análisis sociológico. A mí también me sugestiona de una forma inimaginable el caldo de violencia en el que esta sociedad se está cocinando, siento una impotencia enorme. Yo también crecí en el seno de una familia que trabajó, estudió, también puedo hacer eso, y proyectar un futuro así por su esfuerzo. Estoy eternamente agradecido.
    Vivo con miedo, miedo en la calle, miedo de que le pase algo a quienes amo, por toda esta violencia. Te habla una persona a la que hiciste maquinar, una persona llena de proyectos y de ideas, una persona que de verdad quere ver un cambio, cambio social, cultural. Una persona con ganas, pero sin fuerzas..
    Nada más, de aquí en más, te llevo dentro, un abrazo enorme!

    Me gusta

  24. Dejemosnos de joder por favor, no entiendo como hay gente que esta a favor de estas hipocritas palabras. No se puede comparar el supuesto “robo” de una multinacional, con los robos que se viven dia a dia por esta gente la cual mata sin piedad y por que si, la cual genera daños irreparables en la vida de las personas trabajadoras. Es muy facil echar culpas, al estado, al capitalismo al modelo y a todo lo que se dice, pero hay que mirar un poco mas la realidad. No es facil ser pobre, en eso estamos todos de acuerdo, pero eso no te tiene que llevar a delinquir , a matar y a todo lo que esa gente esta acostumbrado. Bastante se los ayuda. aunnque parexca que no, escuelas publicas hay, planes sociales hay. Muchos beneficios tienen y no los saben aprovechar. A la gente que mata o arruina la vida de otros sin piedad, hay que condenarlos como merecen. Basta de poner en victima al que no es. Por favor, abramos los ojos.

    Me gusta

    1. No es la comparación de un robo con otro lo que la autora intenta explicar al menos creo yo sino todo el ambiente que provoca el sistema. Nosotros somos de clase media y seguramente nunca en nuestras vidas trascenderemos ese estado porque no estamos “configurados” más que para ello, para ser proletarios.

      Me gusta

  25. @Iararivero,
    No estuve de acuerdo con mucho de lo que planteaste pero aplaudo las ideas que planteás.
    Y ni que hablar de cómo está escrito – excelente

    Me gusta

  26. Nunca mejor dicho, comparto totalmente tu pensamiento, genia! Gente como vos, que cante las cuarenta, que haga abrir los ojos hace falta, todos por mínimo que nos parezca podemos lograr un cambio, porque como dice una canción “gota sobre gota hacen mares”
    Gracias por este increíble texto 🙂

    Me gusta

  27. Excelente texto. Lástima los comentarios de las personas que no entienden a dónde apunta. Nadie nace siendo un “negro de mierda”, este sistema de porquería deja mucha gente afuera y terminamos sufriendo todos….Los que están fuera desde que abrieron los ojos, hasta los que pensamos que estamos dentro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s